viernes, 29 de mayo de 2009

Los "intelectuales liberales" región IV aceptarían debatir con Hugo Chávez

Lo que sigue va nada más porque me parece interesante, y también chocante, la existencia de configuraciones de subjetividad tan nefastas como la representada por personajes tipo Vargas Llosa, Krauze, etc: "intelectuales" de tercer mundo –a no, perdón, de países en vías de desarrollo, que una y otra vez truncan su camino debido a la aparición de gobiernos “populistas”– que se catalogan así mismos como “liberales”, y que se ostentan como garantes defensores de la libertad y la democracia (así de abstractas). Para no pocas personas estos “intelectuales” no pasan de ser protectores discursivos, simples panegiristas del sistema capitalista, eso sí, ilustrados, y de vez en cuando, hasta talentosos.


Resulta pues que Mario Vargas Llosa, Enrique Krauze y Jorge Castañeda (vaya trío)
dijeron estar dispuestos a participar en el programa “Aló, Presidente” como invitados para dialogar con Hugo Chávez. Esto siempre y cuando fuese en condiciones de equidad y no sólo "para estar sentados escuchándolo". Además, “los intelectuales”, que se encuentran en Venezuela para participar en un foro sobre Libertad y Democracia, aclararon que otra condición sería hablar solamente con el presidente y no con personalidades afectas a su gobierno, es decir, lo que la prensa en general llamaría, los “intelectuales de izquierda”. Su argumento para sostener esa petición: “ese debate lo tenemos todos los días en nuestros países” (¿Quién no acaba de reír?)


“Si estos requisitos se aceptan, bienvenido el diálogo” afirmó uno de ellos. A decir de Castañeda, “será una gran oportunidad para tener acceso al presidente y discutir temas como la democracia, la crisis económica, la libertad”.Según las últimas noticias, Chávez se negó a discutir él solo con ellos tres, y ellos se negaron a la propuesta de este de que discutieran en su programa con los intelectuales venezolanos afínes a su gobierno.


¿Qué denota para ustedes el posicionamiento, la actitud de este trío? A mi, me detona varias cuestiones. ¿A caso Calde-Ron, Obama, Sarkozy o Berlusconi debatirían con “intelectuales” anticapitalistas, socialistas, etc? Por un lado, para no discutir con otros estudiosos, apelan a que en “el mundo de los intelectuales” existe una rutinaria discusión entre los intelectuales capitalistas y los anticapitalistas, pero creo que es bastante reconocible que en el mundo académico-intelectual lo que realmente se gesta son fronteras entre los grupos de intelectuales con posiciones político-ideológico-científicas divergentes; mundos aparte que se auto-reproducen en todo nivel institucional. ¿A caso asistió algún intelectual anticapitalista al pomposo “foro sobre Libertad y Democracia” en el que debatieron nuestras luminarias? Me parece bastante evidente que su negación al debate en el programa de Chávez con intelectuales afines al régimen venezolano obedece verdadera y llanamente al reconocimiento de que podrían salir muy mal parados, de que sus “argumentos”, en el circuito de los especialistas en ciencias sociales, resultan ostensiblemente endebles.


Por otro lado, debatir sólo con Chávez les parece mucho más redituable. Tienen la amplia confianza de que entre los tres pueden urdir un discurso en contra de la revolución venezolana mucho más acabado y coherente, del que Chávez puede esgrimir para defenderla. Sólo de esa manera un debate con el enemigo puede ser fructífero para la causa: destruir el proyecto político económico y social del gobierno de Chávez. Lamentablemente, con sus últimas acciones Hugo Chávez les ha dado la razón. No se sintió capaz, o bien avizoro demasiado riesgo en debatir él solo con los tres, lástima. Esperemos que durante este proceso resurja la figura del político-intelectual, como la generación de Lenin y Luxemburgo.

3 comentarios:

  1. Anónimo1:18 p. m.

    Muy bueno tu comentario Senegoid. Ojalá postearas más seguido. Ya lánzate tú para político intelectual. ja.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:11 p. m.

    Ch. Pues entonces escriba usted algo. Si ve otras cosas, expóngalas.
    La configuración del político-intelectual no necesariamente, y hoy más que nunca, refiere al campo de la lucha de partidos políticos sino a la vinculación directa con redes y movimientos sociales que buscan producir transformaciones radicales.
    O qué? si quiere, y se siente usted muy verga vamos a ponernos en la madre
    ¡¡jajajaj¡¡ (esquizo)
    Lo mismo: Burroghs-junkie-huye
    ch-ch-ch, del lector hacia lo anterior. Que mamón
    Mmmta,esa no era la intención. Reconozco la posibilidad de esa interpretación (errónea) de mi intención, pero no estaba pensando en eludirla. Sino en expresar lo que, dadas mis determinaciones, me provoca de entrada, "pre-reflexivamente".

    ResponderEliminar