lunes, 24 de septiembre de 2007

A un año: salud y salud.

A casi ya un año de su publicación... ¿Cómo imaginamos la S? ¿Cómo imaginamos este blog?
Discernir sobre este punto es esencial para la ansiada construcción de algo nuevo. El informe grupo ha transitado ya desde la discusión y el divague pleno de “desalienados” hasta el colchón incómodo, las tv’s apagadas y los ojos pegados; todos ellos concreciones callejeras de este primer ensayo -virtual e informativo- de acción-destructiva-constructiva. [Y que siempre-siempre-siempre ha sido y será pacífica. Que quede claro]]. Sin embargo el conocimiento y discusión sobre Mr. K siguen siendo necesarios.
En este sentido pienso que el blog favorece las reflexiones cortas, precisas y concisas antes que las disertaciones semestrales. Y lo mismo ocurre con las pegas callejeras: el mensaje debe ser claro y conciso; tanto como para ser interpretado rápidamente por cualquier transeúnte –cualquier cibernauta.
Exhibir problemas esenciales con imágenes y metáforas cotidianas. Desmitificar las apariencias. Ese debe ser el objetivo. Su método, el de la posmodernidad: insertarse en contextos previos y destruirlos desde dentro.
Ahora solo una propuesta. El auge de la industria farmacéutica en México requiere eliminar la fuerte administración estatal de la salud de la población mexicana. La consecuencia ya visible es la eliminación del ISSSTE y del IMSS y la proliferación de servicios de salud privados. Es por ello que el espacio público comienza a saturarse de mensajes que buscan acostumbrar a la población a una nueva realidad donde la salud cuesta.
La propuesta concreta es de hecho una invitación y una convocatoria para verter en este blog ideas de formas que logren contrarrestar -de algún modo- esta costumbre y saturación. Frases concretas que partan de los anuncios que ya existen en la vía pública e imágenes sencillas e ilustrativas que quepan en una estampa que remita de nuevo a este ensayo. Sus colaboradores y/o donantes estarán dispuestos para llevarlos hasta su lugar (¿?).
P.D. ((Y no olviden engrandecer la letra de la publicación - large es la mejor opción.))

2 comentarios:

  1. Anónimo1:22 p. m.

    No hay modo de contrarrestar la propaganda oficial al grado de revertirla. Y eso lo saben quienes promueven esa propaganda.

    ResponderEliminar
  2. hola, ps hace unos días conoci a uno de los autores de este blog, compartimos sticker, y ps ahora q conozco su trabajo, creo q es una muy buena propuesta, aunque el enfoque marxista q manejan puede ser actualizado, bueno es una primera observacion de un politologo, ps tambien para hacer el comercial y visiten el sitio q les posteo, ojala en algun moneto podamos hacer una colaboción... saludos

    ResponderEliminar