sábado, 23 de febrero de 2008

La salida de Fidel y la cultura política del pueblo cubano

Seguiré escribiendo bajo el título
"Reflexiones del compañero Fidel".
Será un arma más del arsenal
con la cual se podrá contar
F.C.R.

De alguna u otra manera hemos de referirnos a la salida de Fidel Castro del gobierno de Cuba y a su renuncia -ambas simbólicas- del cargo de Comandante en Jefe. Y que mejor que retomar el tema desde la perspectiva de la cultura política del pueblo cubano.

Así se puede anotar que la transformación política del país caribeño no va a ser ni rápida, ni tendrá los fines que Estados Unidos y La Unión Europea calculan en sus celebraciones adelantadas, ambos se olvidan de la cultura política, que no se mide como proponen los gringos, con preferencias de votos y participación política convencional, sino que se estima a partir de la educación, de las tradiciones de participación en el ejercicio del poder, en el comportamiento y actuación con el compañero, con el ciudadano, con el otro. Cultura política que estará respaldada, ya no digamos por el que se anuncia como seguro sucesor de Fidel, su hermano Raúl de 76 años, sino por el pueblo mismo que creció y en algunos casos se acostumbró al régimen socialista; la disidencia siempre ha estado presente, sin embargo disidencia o no, Cuba vive aun bajo un régimen con inmensas diferencias a la supuesta democracia representativa y liberal que se vive en el resto de la cultura occidental.
Si esto fuera poco cerca del 90% de la población cubana es afín al régimen.

Sobre el tema de la democratización de la isla, que ha acompañado a la barra de supuestos analistas de radio, televisión y algunos diarios, éstos sólo ponen el énfasis en que es una transición pactada, que no es producto de una elección libre y directa, la verdad es que la hipocresía apenas y cabe en sus palabras, pues en México en poco menos de un siglo de vida republicana han existido dictaduras partidistas, esta el caso de la ejecutada por el PRI, y la actual presidida por una oligarquía que disfraza de mejora y actualización la privatización de una de las empresas más importantes en la extracción y venta de petróleo a nivel mundial, ésta última más peligrosa aún que la anterior por su afinidad al neoliberalismo y ambas emanadas de fraudes y prácticas antidemocráticas.

Mas de treinta años de constitución socialista y casi cincuenta de una de las revoluciones más emblemáticas para la izquierda mundial no son cosa fácil de aniquilar, la crítica rápida y sin reflexión que dice que las cosas han de cambiar a partir del retiro prudente, excelente retiro voluntario que no deja a la nación cubana en la expectativa máxima que surge ante la murete, está basada en un ideario de régimen presidencialista como el que vivimos en México, donde la figura máxima de la nación y del poder político es el presidente y no el pueblo.
En otras palabras, hay que entender que aunque Fidel no esté a la cabeza de Cuba, el socialismo cubano se mantendrá por su pueblo.

1 comentario:

  1. Hola, interesante post. En realidad llegue acá por un articulo de postmodernismo que ya es del año pasado y me quede leyendo.
    Respecto a lo que pones acá, yo no me apoyaría tanto en la idea del pueblo cubano como punto de apoyo del régimen. El año pasado fui a Cuba y una de las cosas que noté fue el gran descontento de la juventud respecto del régimen y si por juventud tomamos futuro habría que ver de cuanto tiempo estamos hablando. Si bien es verdad que hay inmensas diferencias con el sistema liberal o neoliberal y su “democracia representativa” también es verdad que la juventud no ha experimentado en carne viva la situación con la que se enfrentaba el pueblo antes de la llegada de Fidel, pero si siente y mucho el hecho de las restricciones del régimen (no poder salir del país, etc.) Lamentablemente ese tipo de cuestiones llevan a que gran parte del pueblo deje de ver cosas como el excelente sistema de salud o educativo, envidiables por demás. Pero no tienen como sentirlo, verlo con sus propios ojos, todo llega a ellos como un cuento fantástico desde sus mandatarios y la televisión. A esto le sumamos que el consumismo no es ajeno a ellos y que muchos de los profesionales terminan trabajando para hoteles lujosos y viendo como un gringo gasta fortunas en habanos y remeras con la cara del che, tiene un celular ultimo modelo, etc, mientras que ellos con titulo universitario solo pueden servirles el trago de la noche y esperar para 10 años para poder tener una heladera…
    Si el régimen se mantiene yo creo q va a ser por otras cosas que tienen que ver más con los mismos lasos (o intereses) económicos que tiene con EEUU. No olvidemos cuando Fidel abrió las fronteras y esto se tradujo en una importantísima crisis económica para el país del norte. Yo no creo que esté dentro de los intereses de EEUU que Cuba deje de ser “Cuba”, por el contrario los impresionantes hoteles que encontramos en Varadero están muy bien acomodados en el sistema capitalista. Bueno muy bueno el blog voy a seguir pasando.

    saludos//malaprendidos//

    ResponderEliminar