sábado, 28 de marzo de 2009

Manu Chao - Welcome to Tijuana



COMUNICADO MANU CHAO - GUADALAJARA 27 DE MARZO


Guadalajara 27 de marzo, Comunicado Manu Chao

Ayer al despertarme se me informó que el gobierno mexicano esta investigando mis declaraciones en rueda de prensa en el Festival Internacional de Cine de la ciudad de Guadalajara.

Declaraciones refiriéndose al operativo policial realizado en mayo de 2006 en la localidad de San Salvador Atenco. Ese operativo dejó dos muertos, más de 200 detenidos y varias denuncias de ultraje sexual de mujeres por parte de policías. Hoy en día siguen en la cárcel 12 personas con condenas absurdas de 31 a 112 años. Sin duda alguna yo me revindico como uno más de toda esa gente que milita para su liberación intentando así acabar con parte de toda esa clamorosa injusticia.

Poco a poco en el día nos llego la información sobre la posibilidad de una orden de verificación migratoria sobre mi persona, y que podría derivar en cualquier momento en mi expulsión inmediata del país sin previo juicio.

Ayer a noche en la Rambla de Catalunya de Guadalajara se proyectaba al aire libre y con libre ingreso la película LT22 Radio La Colifata de Carlos Larrondo en el contexto de la sección Cinelandia que el festival de cine me invito a liderar. Como ya de costumbre existía la probabilidad que cantara unos temas después de la proyección como ocurrió durante el festival en el Instituto Cabañas a lo largo del ciclo Cinelandia. Me parece importante señalar que esos palomazos informales nunca fueron parte de la programación oficial del evento y son ofrecidos sin ningún ánimo de lucro a los amantes de cine que vinieron a disfrutar de las películas seleccionadas.

La decisión de no cantar en la Rambla Catalunya este último jueves fue expresamente mía. La tomé para evitar cualquier posibilidad de desbordamiento violento en caso de que las autoridades tuvieran intención de venir a por mí durante el acto. Lo que podría haber generado un enfrentamiento entre policía y público. Consciente que en esa velada podían asistir niños y miles de personas, no quise tomar el riesgo de que se transformase esa fiesta cultural en algo incontrolable y penoso para los presentes.

La razón primordial de mi decisión fue ésa. Y ninguna otra.

Aquí mismo me disculpo a toda la gente que acudió al acto y se quedó sin esos temitas rumberos después de la película. Espero que entiendan mi decisión y la valoren en el contexto.

Siempre atento

Manu Chao

Para más información: http://www.atencolibertadyjusticia.com/

1 comentario:

  1. Manu Chao es uno de esos artistas contemporáneos que pueden ser calificados de: indeseables, de visitantes no gratos, de rebeldes, provocadores e inconformes. Y es que el señor Manu es lo que me gusta llamar un generador de conciencia, personajes como él y nombraría como otro ejemplo importante a Alejandro Jodorowsky, constituyen una clase de artistas que se mueven en una muy delgada línea que los tiende a ser catalogados como polémicos y por lo tanto como sujetos de vigilancia y desconfianza para la clase elemental; al menos así lo deja ver el comunicado.

    Una noticia lamentable, que pone aun más en tela de juicio la libertad que se manifiesta en la supuesta democracia en la que vive el mexicano. Es de señalar que el contexto actual es un cultivo propicio para que se manifiesten reacciones exacerbadas, se distorsionen las expresiones de reflexión o de búsqueda de la justicia. Es de lamentar que el gobierno ponga más intención en lo que tiene que decir un artista, en lugar de lo que se observa en las calles a diario.

    Lamento profundamente que un artista como Manu Chao, un artista del arrabal, un perfecto ejemplo de la multiculturalidad, algunos otros lo llamarían artista de la postmodernidad, sea puesto bajo vigilancia. Sin embargo la línea del señor Manu es muy clara y arto conocida, tampoco es de sorprender una reacciona así por parte de autoridades. El arte y los sensibles al mismo constituyen un poderoso vínculo entre las sociedades, las culturas y todo aquello que sucede y que esta mal, es una comunicación estupenda y siempre polémica; se entremezcla con la política y otros temas delicados a los ojos de los grupos conservadores.

    El caso de Atenco de por si es un tema ya, difícil y complicado, una injusticia a todas luces, una barbaridad y ejemplo extraordinario de la situación precaria y poco democrática en la que nos encontramos. El problema va más allá de un autoritarismo, de prácticas fascistoides o de ideologías exacerbadas, el problema se encuentra en la estima y el respeto que se puede tener entre ciudadanos, entre gobiernos y ciudadanos, entre seres humanos; hablo de esa escala de valores y moral que se encuentra muy distorsionada y depreciada. El nivel de aprecio y reflexión, respeto y civilidad se encuentra pendiendo de un delgado lazo. Personajes como Manu Chao son aquellos que ponen un poco de tensión al lazo, pero una tensión que se antoja necesaria y benévola.

    Espero la situación de este artista cambie y no peligre su estancia en México, pues artistas como él son adecuados para tiempos como los que nos ocupan ahora y en este contexto.

    INKEN DEAN

    ResponderEliminar